Reseña: Transit ‘Young New England’

transit

Algo curioso que he notado en ciertos grupos que veía frescos e interesantes cuando salieron, es que ahora están al mismo o más bajo nivel, dependiendo del caso, de la montaña de grupos irrelevantes que están haciendo lo mismo.

Cuando Transit salió con su primer álbum, allá por 2008, prácticamente ninguna otra banda sonaba a ellos, quizá Crime In Stereo, pero estos últimos son incomparables entonces no aplicaba. Transit entonces tocaba un estilo de hardcore melódico cargado de angst y espíritu dinámico, que se interpuso entre la cansada generación de Poppy Hardcore que tan saturada tenía el mercado.

Vimos entonces a la banda de Massachusetts pulir su sonido con el -grandioso- EP del 2009, ‘Stay Home’, asi como el siempre agradable ‘Keep this to yourself’, pero desde que ellos dejaron los registros de Run For Cover para mudarse a la mayor-independiente, Rise Records, parece que mucho cambió en ello.

Realmente no soy fiel creyente de quienes dicen que Rise -u otros sellos- cambian el estilo de sus contrataciones <a la fuerza> para que estas puedan alcanzar mayores estándares de audiencia, pero sí creo en las bandas que se ajustan a nuevas necesidades con base en planes estratégicos <propios> que son más que conocidos.

‘Listen and Forgive’, su tercer álbum y debut en Rise, estuvo bien, pero se divisó a una banda frágil en personalidad, que se moldeó adecuadamente a un mercado más adolescente y menos ‘The Fest’; bastaba con escuchar la colaboración con Patrick Stump (líder de Fall Out Boy) para dar por hecho la finalidad de cachetes inflados a la que pretendía llegar Transit. Vimos como la voz de Joe Boynton dejó de ser menos gritada y potente para convertirse en algo así como una versión pretenciosa de Chris Carrabba meets Owen. Asimismo, la banda barrió con cualquier efecto que le diera ruido a su música para dejarla completamente limpia a punta de ‘guitarras suaves’.

Año y medio después, Transit regresa con el sucesor de ‘Listen and Forgive’, y aunque el material corre en la misma línea, no sucede en índole ni grandeza, puesto que el álbum pretende ser un esfuerzo lógico de su pasada producción, sin ser este ni la mitad de contundente que el pasado.

Algo sucedió en el cuarto creativo del quinteto de raíz ‘Indie-Emo’, que se le olvidó como crear un trabajo con el mismo empuje con el que conquistaron a cientos de jóvenes en sus pasadas producciones. Pareciera que ‘Young New England’, fue hecho a la carrera en un par de tardes de resaca, sin mucho presupuesto o que el conjunto como tal no estaba lo suficientemente motivado para levantar un álbum que llegara a ser memorable.

Pero quedemos claros con algo, que YNE tampoco es un trabajo que queda mal por todos lados, ya que tiene canciones al mismo nivel que su pasada entrega (Second to Write es un piezón, las guitarras de Nothing Lasts Forever son celestes, Bright Lights Dark Shadows limpia el mal sabor de boca de otras, o bien el coro de Weathered Soul es épico, pero no hay contundencia), sin embargo, parece que no tuvieron el suficiente potencial como para componer todo un álbum sin perder el equilibrio. Este a su mitad decae, se vuelve aburrido, mediano y carente de cafeína para mantener despiertos a sus fanáticos hasta que este concluya con la desganada ‘Lake Q’; quizá el peor cierre de disco que he escuchado en mucho tiempo.

Además, parece que a Boynton se le olvidó que su voz no es nada del otro mundo y que si bien, con todo y su doble esfuerzo para llegara a sonar bien, el chavalo lo había logrado de buena manera con sus primeras producciones, pero en YNE hizo omisión de impulso y dio por resultado una interpretación que es desanimada, plana y que definitivamente hace quedar mal al resto de sus compañeros, quienes del todo no lo hacen mal, especialmente el guitarrista líder quien sabe muy bien lo que está haciendo. (Si tuviera que rescatar algo de este disco sería el trabajo de guitarras, pero por lo demás, va como directo a la bandeja de discos que pasan sin pena ni gloria)

Si Transit no tuviera el nombre que tiene en su escena, probablemente este disco no pasaría de la pagina de inicio semanal de un blog de descargas. Hay cientos de grupos nuevos sin reconocimiento que están haciendo las cosas mejor que Transit. ¡Señores, ustedes tienen un nombre y una trayectoria envidiable por muchos, entonces den la cara por ellas! Young New England les quedó corto.

Fans tambien gustan: Dowsing, Into it Over It, Dashboard Confessional, Man Overboard.

[5.3/10]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s