Reseña: Daylight ”Jar”

jar

De la parte más activa de la costa este norteamericana surge Daylight, una banda que viene haciendo bulla en su medio, desde que su primer EP, ‘’Sinking’’ salió en 2009.

Lo que dejaba escuchar el grupo con sus primeros trabajos, era un tipo de Post Hardcore que remontaba origen a finales de los 90’s, cuando bandas como Hot Water Music se posicionaban con ímpetu en el espíritu más independiente del punk de la época. Daylight pertenecía a la gama de bandas enloquecidas por el arte de Chuck Ragan y compañía, sin embargo, su estilo estaba más orientado al sonido crudo-pesado de la banda -enfocado en guitarras y voces y no en sección rítmica-, que al carácter feliz y meloso que apuntó un gran resto con miras en el ”Caution”. (Hola Iron Chic )

Sus letras eran deprimentes, no solo por el contenido triste y la angustia con la que cantaban sus intérpretes, sino además por el fondo poco desarrollado y la vibra puberta que esas exteriorizaban. [Imagínense una versión Post Hardcore de Man Overboard.]

En 2011 la banda publicó ”Dispirit”, su trabajo más corto hasta la fecha, pero sin menor-duda el mejor que han lanzado; es una obra que en menos de 12 minutos hablaba del potencial creativo que tenía la banda de Pennsylvania. Era fuerte, robusto, las guitarras sonaban explotadas y el agrado en la vocalización era incuestionable, no obstante, un año más tarde, el grupo tocó fondo con ”The Good and the Bad Dreams”, el último aperitivo antes de mandarse a pista con el primer larga duración.

”The Good and the Bad Dreams” fue un trabajo que recibió las nuevas influencias de la banda. Con este disco, ellos dijeron haber crecido con el grunge y el Post Hardcore de los 90s, sin embargo, el cambio anotado se vio forzoso y pretencioso, mismo que coincidía con el buen momento que estaban viviendo bandas como Balance and Composure y Title Fight con sus respectivos trabajos. Asimismo, el disco perdió esa resistencia y viveza que la banda había exteriorizado en sus inicios, dando como resultado un disco que pasó más que desapercibido.

Año y 3 meses más tarde, tenemos ”Jar”, finalmente el primer disco en extensión larga que compone la banda de los suburbios de Doleystone. Tal y como se percibió con el fracasado EP #3, la banda retomó -en parte- buenas costumbres y se dedicó a componer un disco más intenso en sonido, con guitarras más bulliciosas, arreglos memorables y tiempos más rápidos en la mayoría de canciones.

Lo malo de Jar, es que de nuevo, se nota la intensión del grupo de encajar en la tendencia ”indie-emergente” del momento. Noté extraño el hecho de no escuchar una canción ambiental con guitarras retro-alimentativas, sin embargo, nos encontramos con un par de baladas ”goes Sunny Day Real Estate’ (Hole in the Ground, Youngest Daughter), y con el típico track rasposo cortesía Kurt Cobain (In On It), algo que han popularizado bandas como Basement y Title Fight en los últimos meses.

Similar a Make do and Mend con su disco #2, ”Jar” está hambriento de atención, necesita nuevos fans para cumplir el gran sueño, y por ello, apuesta por canciones que bien pudieron haber estado en las 40 más pedidas del 2003. Pero, esto último no está del todo mal si partimos del hecho que el disco está bien hecho.

Con respecto a la presencia vocal del álbum, es bastante dinámica, variable y no se escucha mal, sin embargo, suena mejor la voz rasposa de Taylor, que la clara-melódica de Jake, la cual de pronto recuerda al timbre de cualquier corista de metalcore melódico de mediados de los 90’s ( Punto en contra). Especialmente, como canta en ”Hole in the Ground” es terrible.

Temas como ”Knew” y ”Outside of Me” ponen en evidencia la parte más poppy de la banda. Es como si agarraran las guitarras de Bush / Silverchair y las embarraran con el dulcificante más empachoso de Drive Thru Records. ”Knew’ puede ser uno de los peores enemigos del disco.

Musicalmente, ”Jar” cumple con la nota mínima. El trabajo en la guitarra líder de canciones como ”Life in a Jar”, ”In On It” o la inicial ”Sponge” es envidiable. Se escuchan muestras de aprecio del New Metal /Post Grunge de bandas como Trust Company y Chevelle en muchos de los temas, mientras que canciones como ”Youngest Daughter” arrojan el sentimentalismo más profundo a través de esquemas que llegan cortesía de la generación emo 90’s vía Sub Pop Records.

”Jar” podría ser un ”Must Have” para cualquier seguidor del catálogo Run For Cover / Topshelf / No Sleep, o bien del género-raíz anteriormente mencionado. Es un buen disco (sin llegar a ser destacado), entretenido en su mayoría, y que definitivamente le dará tonos agradables a los que adoran re-postear cuanta foto igualada se encuentren de Jamie Rhoden y Andrew Fisher en Tumblr. Empero, si usted no está muy familiarizado con el sonido de esta generación, ya sea en su época inicial o rejuvenecida, entonces, mejor sería ignorarlo por completo.

[7.2 /10]

Fans tambien gustan:

discos5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s