The Menzingers embotella la nostalgia: ”Rented World”.

Rented_World

Bajo la fresca la sombra de uno de los álbumes más glamorosos del punk rock moderno, 4 tipos de Scranton Pensilvania, conocidos como The Menzingers, iniciaron la aventura musical de componer su más anticipada producción. La expectativa creada desde el anuncio de su inminente realización ha sido grandísima dentro de lo que entiende la escena punk-rock norteamericana.

Desde el pasado 22 de abril, se encuentra entre nosotros Rented World. Hablamos del cuarto álbum de estudio la banda, y el segundo bajo el ala de Epitaph. Ahora, desde el punto de vista de un buen fan, se trata de las 12 canciones herederas del aclamado On The Impossible Past.

El reto era enorme y desde el primer segundo del disco la banda deja claro que lo aceptó. “I Don’t Wanna Be an Asshole Anymore” abre el telón con un sonido eléctrico y brillante. Se trata de una introducción que ya por sí sola es escalofriante y evoca a himnos del punk-rock. Es justo en el segundo 28 que se escucha el grito más anticipado del año, en la voz de Greg Barnett.

Directo y servido en bandeja. La pieza es pegajosa respetando el estilo, las letras son poéticas, el coro risible, literal y sobre todo poderoso. Se intuye el talento para encontrar belleza en la simplicidad de las guitarras y en lo armonioso de la voz sobre ellas. Cierra, y viene “Bad Things”. Si bien el On the Impossible Past poseía un carácter alegre y melancólico, Rented World le da un giro completo a su intención, utilizando como combustible, esa misma nostalgia noventera, que tan buenos frutos le ha dado a la banda.

La intención es clara. Mantener la línea de melodías ligeras, versos construidos por metáforas inspiradoras y riffs de guitarra poderosos y sobre todo melódicos. A eso le sumamos los puentes “sing alone” ya característicos, presentes en casi todas las canciones del disco.

“Rodent” es el tercer track, un mosaico que nos muestra las raíces punk sobre las cuales descansa el sonido actual de la banda, pero es hasta que finaliza, que llegamos al primero de los inmortales himnos.“Where Your Heartache Exist” es un pedazo de joya. La voz de Barnett derrite, las letras, empapadas de nostalgia con una pizca de tristeza, enamoran, el coro, es un monumento. Influencias de bandas etiquetadas como ‘emo revival’ pueden ser detectadas en las guitarras de esta canción.

El ritmo del álbum mueve, llega. A pesar de esto, es una producción llevadera, que se acopla a un concepto preestablecido en producciones anteriores. En pocas palabras, The Menzingers se mantiene, no se renueva. Continúan explotando un sonido que contraen y expanden a su voluntad. Un disco en el cual las influencias están a flor de piel.

“Transient Love”, “The Talk” y “Nothing Feels Good Anymore” nos muestran una mezcla entre emo y pop-punk, probablemente apreciada por la audiencia entre los 20 y 30 años. Es cuando finalmente llegamos a “Hearts Unknown”. May nos hace recordar “Nice Things” y nos regala una de las canciones más emotivas y amenas del disco. Un coro memorable sobre unas guitarras sencillas y llegadoras. El intro además, es una belleza.

Rented World posee menos variedad rítmica que su antecesor, pero no por eso es menos ameno. Es claro que la voz de Barnett se mantiene como bandera de la banda, sin embargo la energía y las letras de Tom May son igualmente recalcables. Para los más detallistas, el disco se puede considerar más pop que el anterior e inclusive, algunos más críticos pueden achacar una menor espectacularidad en la composición. Ahora bien, desde el punto de vista personal encuentro muy positivo el manejo de lo simple como gancho principal.

Para este punto del disco habrán escuchado bastante, pero por ninguna razón todo lo que tiene para ofrecer, Incluyendo entre las 3 piezas restantes, al sencillo promocional “In Remission”, a la desgarradora “Sentimenal Physics” y la preciosa “When You Died”.En comparación su predecesor, “Rented World” cambia la flexibilidad rítmica entre canciones por apelar a un sonido muy pegajoso, se aprecia un estilo más discreto y seguro a la hora componer. Por otro lado, existen menos sorpresas, y el peso en general lo asume Greg Barnett. Sin embargo, es una propuesta lógica después del éxito pasado.

Ni mejor ni peor. Diferente y sumamente disfrutable. The Menzingers han tomado el trono del punk rock.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s