Escandipunk: La nueva generación.

low

Con algunos altos y bajos, la música punk nacida en el norte europeo siempre ha estado presente. Probablemente en América no lo hemos notado tanto debido a la minúscula influencia que nuestra cultura popular recibe de Escandinavia, pero constantemente, hay alguno bueno que está ocurriendo ahí.

Quizá podríamos referir a la generación sueca de patinetas y tablas de los ’90, como la que especialmente llegó a apoderarse de un pequeño pero fogoso espacio dentro de los escuchas latinoamericanos: Millencolin, Adhesive, No Fun At All, Venerea, Satanic Surfers, Pridebowl, Stoned y muchas otras, cargaron maletas desde Suecia para llevar su celebración interna hasta otras partes del mundo, y eso en favor del respaldo promocional que les estaba dando (a la mayoría de ellas) el desaparecido sello local Burning Heart Records, el cual en ese entonces, había logrado cruzar altamares gracias al pacto con Epitaph Records, durante los años dorados ‘Post-Smash’.

En la misma época, una serie de agrupaciones más gozaban de gloria propia, y si bien mantenían ciertos intereses con los anteriormente mencionados, su creatividad era más abundante. Tal es el caso de Turbonegro, el acto psychobilly-dánes Horrorpops, y otras bandas de empuje político como Wolfbrigade, Raised First y Refused.

Durante los 00, el Punk se movió con menor intensidad. Sin bien es claro, el género como tal, reposó en los sótanos y corredores de la última década, también vio el despertar de notables actos en aceras aledañas, como es el caso del gigantesco salto Mainstream que dieron a inicios de década The Hives, Sahara Hotnights y The Sounds, pero similar al resto, los mejores momentos quedaron registrados en el baúl de los recuerdos.

De nuevo en el mapa mundial, desde hace unos meses atrás, una nueva generación añejona está dando de que hablar no solo en sus terrenos, además, está vez no solo provienen de Suecia. Momentáneamente carecen de alto reconocimiento mundial, pero muchos creen que su estiramiento apenas está iniciando.

Escuchemos un poco sobre estas bandas a las que no referimos.

Masshysteri

mar

La banda más viejita de la lista. Ellos se formaron en 2008 en Umeå, Suecia en 2008 y desde entonces, el cuarteto ha logrado lanzado 2 álbumes de estudio.

Si no han escuchado nada de la banda hasta ahora, es porque a ellos no les interesó mucho seguir en el camino de la internacionalización. Años atrás, sus letras eran escritas en inglés, estuvieron varias fechas en los Estados Unidos, pero posterior a la salida de su baterista original, la banda decidió quedarse con su idioma original.

Su música reúne una serie de estilos, pero finalmente caen parados con la simple etiqueta Punk. Robert, el guitarrista rítmico, y Sara, la bajista, intercalan voces en composiciones que divierten, y se prestan para el baile y el empujón. Por ello, lo enérgicas que resultan ser sus pre presentaciones en vivo. Imagínese la versión más añeja, Post Punk y británica de Superchunk en Masshysteri.

Holograms

De todos los de la lista, es la banda que tiene el mejor vocalista, o al menos, al que mejor han grabado. Holograms, pudo haber sido uno de los grupos alternativos que más causo revuelo en las redes subterráneas del 2012.

Su música se podría definir como un Post Punk graduado en armonías que saben como revolver los componentes de manera que se puedan escuchar todos ellos conjuntamente. Es por ello, que así como tendrán el placer de escuchar la tenaz voz de Andreas Lagerström, pueden sincronizadamente percibir el impecable trabajo de guitarras, así como las líneas de bajo que juegan un papel trascendental en el cumplido. Ni que decir de la bateria, que sabe como aparecer cuando la llaman a jugar.

Su LP homónimo y debut del 2012, se nutre por distintos cambios de ritmo y protagonismos instrumentales aleatorios que omiten la monotonía, de tal forma, que cada canción despierta  su propio espíritu.

Estocolmo, de nuevo tiene una personalidad con inquietud internacional.

Lower.

Ellos están tranquilos, trabajando, soltando ideas y esperando a que llegue su turno, el cual no durará mucho en venir. Son los más bulliciosos y pesados de este compilado. Quizá, los que más influencia directa de punk y hardcore tienen, aunque no por ello caen en una etiqueta convencional, ya que su música aporta otras salidas y agregados que le dan una sonoridad única en su zona.

La rabiosas distorsiones que emiten sus guitarras y la vehemencia que disparan los golpes de la bateria construyen tensión y sofocan el tímpano de aquellos oyentes de Post Punk que están más familiarizados a las aleaciones con el Dream y Synth pop que con el Noise Punk que esta banda acosa, haciendo de su música no grata para cualquier oyente usual de Indie Rock moderno, pero si de buen gusto para escuchas globales.

Los daneses, apenas tienen un EP llamado ‘Walk On Heads’, lanzado en 2012 a través del sello local Escho, y han estado construyendo lo que será el primer LP, aguardado para el 2013.

Iceage.

La sensación que alzó Iceage, en los últimos meses, en la zona nórdica fue para tanto, que su nombre se fue de paseo hasta los Estados Unidos, en donde varios Fansites recapitularon su existencia con calurosas reseñas y cartas especiales que les ortogaban el nombramiento a ser una de las promesas a liderar el punk mundial en el tiempo cercano.

Las voces de Dan Kjær Nielsen, definitivamente ven su vínculo con la música británica, de tal manera, que el punk que deja timbrar Iceage, es un vástago nato del viejo continente, solo que localizado en otra zona. Ellos concentran virtudes de estilos cercanos como lo son el Rock gótico, Hardcore Punk clásico, Noise Rock noventero y la generación que sobrepujó los poemas oscuros de Ian Curtis. Su música busca desesperadamente desafiar su sonoridad fría y oscura a través de estructuras desordenadas y un ruido con intensión.

Las guitarras resuenan en el producto de tal manera que se convierte en el instrumento que destaca en la mayoría de las canciones, sin embargo, hay temas como ‘Collapse’, en el que pueden escuchar otros cumplidos especiales como el papel que juega el bajo, con los chillantes riffs de guitarra que apuestan por atrapar cabezas ansiosas de diversión.

Falta muy poco para que los daneses lancen su esperado segundo disco, el cual verá la salida en marzo a través de Matador Records, la casa alternativa que ha llevado el punk de Ceremony y Fucked Up hasta parajes con otro tipo de estética.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s