Front Porch Step y el Warped: La novela del verano

front

Hacia fines de 2014, el nombre de Front Porch Step (a.k.a Jake McElfresh) pasó de ser una promesa de buen futuro en la escena emo-pop-acústica a estar seriamente involucrado en varios supuestos casos de acoso sexual con fans menores de edad. Sus planes de girar con Have Mercy, Alcoa y Head North se vieron truncados, así como su aparición en el Warped Tour luego de que Kevin Lyman, responsable máximo de la emblemática gira de conciertos, decidiera separarlo del lineup, al menos momentáneamente.

El pico de controversia llegó el 1° de julio pasado cuando FPS apareció en la grilla del Warped en su paso por Nashville, siendo parte del denominado “Acoustic Basement”. Esto no sólo desató el enojo de varios artistas de la gira (The Wonder Years, Senses Fail, Koji y Citizen, entre otros) sino de las propias víctimas de acoso, que denunciaron a McElfresh.

En breve, empezaron a aparecer posteos anónimos de las víctimas en Tumblr, con fotos y capturas de las conversaciones que mantuvieron con el acusado. De un momento a otro, el artista veía como se hacían públicas sus conversaciones con las fans al mismo tiempo que otras bandas pedían que su público no apoyase al solista en su sorpresivo show de regreso. Hasta hubo una petición en change.org para remover al artista de la gira.

Cuando Lyman fue consultado sobre el tema, aclaró que Front Porch Step no había vuelto al festival sino que se trataba de sólo un show, como parte de la recuperación psicológica que decía estar llevando el artista, y que no había dinero de por medio.

“Play for Little girls”, se escuchó desde la audiencia cuando McElfresh se calzó la guitarra en el Acoustic Basement de Nashville. La respuesta del cantante no se hizo esperar y, entre otras lecciones, le aseguró al espectador estar “jodidamente orgulloso de quien es”, recibiendo los aplausos del resto de los asistentes y comenzando su set sin más preámbulos.

Lo cierto es que Front Porch Step, resguardándose en el hecho de no haber sido formalmente acusado y a pesar de haber aceptado ciertas culpas en su declaración en Facebook, volvió a los escenarios bajo la supervisión del propio Lyman. Sí, hablamos del mismo Lyman que movilizó una campaña para evitar el mosh, stage dive y crowd surfing para el cuidado del público joven que asiste a su gira de conciertos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s