Disco de la semana: Virgen de los mataderos de Tenemos Explosivos

304637_265421450152695_6210969_n

Allá por el año 2009, al sur del continente Americano (Chile específicamente) , surge una banda llamada : “Tenemos Explosivos” , su música podría enmarcarse dentro del post-hardcore y el post-punk ; pero eso es lo de menos ya que su propuesta es muy interesante.

Sus integrantes Eduardo Pavez (voz, samplers), Juan José Sánchez (guitarra), René Manuel Sánchez (guitarra), Alvaro Urrea (bajo), y Matías Acuña (batería) todos chilenos, han logrado producir hasta el momento un EP, un split, y dos álbumes de estudio, incluyendo su nueva producción, “La Virgen de los Mataderos”, lanzado hace poco a través de Amendment Records

Como primer punto hay que aclarar que Tenemos Explosivos no habla sobre cualquier tema, o hasta el momento no lo hecho. Esto lo digo porque este álbum maneja la misma línea que el anterior (Derrumbe y Celebración) pero que eso sí, son trabajos que logran diferenciarse.

Para la construcción de sus canciones, toman como referencia el conflicto, o más bien aquella interminable lucha que existe entre el pueblo (pero ante todo el colectivo que lucha en busca de una ansiada libertad) y los aparatos opresores que con todo su poder pretenden implantar nada más que sus conveniencias ante el resto, dejando tras de sí una estela de muerte, infamia, dolor y devastación.

Tenemos Explosivos se nutre de esas historias que se tejen dentro de la estela antes mencionada, y ante todo, más que de las historias se nutre de la rabia individual, de esas vivencias personales donde no solo se es referido al trillado concepto de “pueblo”, sino que nos habla de historias de madres, novias, amantes, amigos, todos inmersos en esos hechos específicos, problemáticos e históricamente documentados. Escuchamos los reclamos de los heridos, los moribundos y de los muertos, que exigen verdad, que necesitan que su historia sea escrita en todas las paredes de la tierra.

La Virgen de los Mataderos conceptualmente gira en torno a esos marcos históricos y simbólicos. Y musicalmente, por supuesto, la propuesta busca remitirse a estos tópicos. Interesante es como casi todas las canciones tienen una estructura similar en donde al inicio se comienza con melodías suaves, casi arrulladoras, pero que van transfigurándose progresivamente hasta a llegar al clímax (voz desgarrada, ruido, la tormenta desencadenándose) y aquí es donde las palabras justas, relevantes e importantes toman la fuerza que le es inherente: ¡Escribiré tu nombre en todas las paredes de la Tierra!

Dentro del conjunto cabe destacar canciones como “Monte Estepar” que precisamente desde el principio tiene una dosis de fuerza que contrasta con las canciones anteriores que siempre comienzan con un ritmo muy reposado (porque son un preámbulo a algo mayor ). En el desarrollo de la canción surgen momentos “corales”, que se convierten después en una sola que declama una poesía (este cambio se da en repetidas ocasiones a lo largo del disco). Dichos cambios dotan de una complejidad muy agradable a la canción.

En “Montreal 400 negativos” es abordado el caso Quemados. Durante la dictadura de Pinochet : 1986, una de las tantas jornadas de protesta Nacional, 2 jóvenes, ella (Carmen Gloria Quintana ) manifestante contra la dictadura, él (Rodrigo Rojas De Negri) un joven fotógrafo de 19 años, son rociados con gasolina, los militares les prenden fuego y después los van a tirar a un lugar lejano. Él desgraciadamente muere por causa de las graves quemaduras, mientras que ella, aunque sobrevive y da testimonio, queda con quemaduras le dejan lesiones gravísimas. En fin, una historia que es muestra de toda la brutalidad con la que el régimen “combatía” a las voces incómodas .

Después se destaca “Autarquía”: que resulta en una confrontación directa a aquellos que son solo títeres del poder, o sea los perros ejecutadores de órdenes, dicha confrontación se da por medio de momentos corales sucedidos de aquellos en donde la voz de Eduardo Pavez se vuelve la protagonista.

La Virgen de los Mataderos es un álbum que es bastante coherente en toda su estructura, y logra amalgamar un discurso que resulta muy evidente. Cabe destacar que las letras de este álbum (y en general de todo lo que la banda ha producido) es de una riqueza que se agradece.Se nota un compromiso para llegar a un nivel más elaborado y complejo a nivel lirico.

Por otra parte, musicalmente, llegan a establecer una línea concreta a lo largo del disco, pero desde mi parecer, hace falta una mayor variedad, ya que ciertas construcciones musicales aparecen con demasiada frecuencia a lo largo del disco. Aun así ese juego entre esas fases que son casi arrullos, los frecuentes samples, los momentos corales, con las fases “violentas “y desgarradoras son muy interesantes y creo que es lo más rico de toda la propuesta.

Por último cabe cuestionarse qué es lo que esta banda tiene para el futuro, porque sería muy interesante que abordaran otros aspectos quizá un tanto desligados de estas temáticas sociales. Bueno solo queda esperar, y a ver de qué se nutrirá la siguiente propuesta de Tenemos Explosivos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s