TBT: La niña de 7 años que inspiró el momento más oscuro de Brand New

22vitello_CA0.600

Que las letras son una parte esencial de la música es algo indudable. Política, guerras, relaciones, diversión, introspección, esperanza, desesperanza… El catálogo es amplio y si bien no siempre debe tratarse de algo verosímil, hay canciones que esconden historias verídicas de forma casi anónima que llegan a pasar desapercibidas.

18dwi.1903En noviembre de 2006 Brand New lanzó The Devil And God Are Raging Inside Me, su debut en un sello grande (Interscope), generando gran aceptación entre críticos y fans. Luego de una seguidilla de grandes temas como Sowing Season, Millstone, Jesus y Degausser aparece Limousine, donde sin mucha referencia directa, Jessie Lacey hace mención a una trágica historia acontecida un año antes en la ciudad natal de la banda.

Katie Flynn era una niña de 7 años de edad que volvía a su casa de Long Island (NY) junto a sus padres y su hermana luego de la boda de Lisa, su tía materna. Una limusina era su transporte a casa luego de un largo día de celebración. Martin Heidgen tenía 25 años y manejaba su camión en estado de ebriedad por Meadowbrook State Parkway. Luego de conducir un largo tramo en sentido contrario, según indicaron los reportes, colisionó violentamente contra el auto de la familia Flynn: Katie murió en el acto.

K, here’s your ride / Get your petals out and lay them in the aisle / Pretend you are God, and grow / And that it’s your own day to wed / We’ve found your man, he’s drinking up / He’s all-American, and he’ll drive / He’s volunteered with grace to end your life.

La letra de Limousine, lejos de ser literal en cuanto a los hechos, retrata aquel trágico accidente desde diferentes perspectivas, tanto desde el lado de las víctimas como del victimario. Lacey maneja de manera perfecta la trama sin caer en la vulgaridad de contar abiertamente los hechos de un caso tan sensible como este (aunque circula un video del tema con imágenes y testimonios del accidente). También la tapa del disco en cuestión muestra a una niña presumiblemente de la edad de Katie, aunque seguramente sea sólo un guiño ya que la fotografía pertenece a un artista llamado Nicholas Prior.

Nunca se sabe lo que esconde una simple canción. Desde la banalidad más simple hasta la representación más trágica y no siempre está a simple vista. Como se dice comúnmente, hay que saber leer entre líneas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s