Iron Chic falló en entristecernos

ic

Elton John una vez dijo que las canciones depresivas tienen mucho que decir, y es cierto…, lo que no, es cuando un tema profundamente depresivo en su contenido tiene un ritmo o tono que transmite lo contrario, generando una disonancia interesante que de todas formas resulta en motivación por encima de decaimiento.

“You Can’t Stay Here” (2017), el primer álbum de Iron Chic en cuatro años y debut en SideOneDummy muestra la faceta de Iron Chic que ya conocíamos musicalmente, en el cual mantienen la receta original de pop punk endulzado en coros, despreocupado en rapidez, acompañado de adornos y efectos ruidosos con los que experimentaron para su segunda producción “The Constant One”

De hecho, es entre esos dos álbumes en donde se percibió una intención más ambiciosa por ofrecerle al público algo diferente, aún conservando su esencia y al mismo tiempo demostrando su capacidad para ser calificados por su nombre muy por encima de un movimiento.

Empero, la particularidad de “You Can’t Stay Here” no es tanto su sonido como sí su contenido, en el cual escuchamos a los hijos favoritos de Latterman acentuando en una lírica aún más oscurona. Suena a ellos: es poppy, alegre, emocionante, pero sus letras contrastan con ello.

Y es que, la banda pretendía ingresar al estudio en la misma semana en la que Rob McAllister, miembro fundador, murió a los 36 años a causa de una razón que nunca trascendió.

Rob había dejado Iron Chic seis meses antes de su muerte; se presume que abandonó la banda por problemas personales que no tenían relación a la misma, y aunque Phil Douglas y Jason Lubrano intentaron subsanar la herida con algún plan alterno, el golpe se les adelantó.

De todas formas, aunque hay varias citas que refieren a muerte a lo largo del disco, su eje temático no es Rob, sino es una colección de situaciones complicadas por las que pasó Jason durante el periodo de escritura, entre ellas rupturas amorosas, batallas contra la depresión, la soledad, la ansiedad y por supuesto la mortalidad.

Por su contexto y por lo que trae adentro, “You Can’t Stay Here” debería transmitir angustia y tormento, pero al final del recorrido, lo que se escucha es una banda que se ha consolidado superando sus mierdas con lo que más disfrutan hacer, y por supuesto, es otro disco de Iron Chic para querer morir de felicidad en el intento.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s