El chivo de Bad Religion visto detrás de la baranda

https://www.instagram.com/p/BbD4N9LhXOM/

Si hay un momento para amar el punk en nuestro país, definitivamente es este. Hace un año pudimos disfrutar a Descendents, una de las bandas más legendarias del género, y este año una avalancha de grupos foráneos y locales invadieron nuestros escenarios para darnos una cátedra de como este género es capaz de reunir y convivir con diferentes generaciones de una manera familiar.

Dicen que tenemos que aventurarnos a hacer cosas nuevas para triunfar y así lo hizo una productora de metal aventurándose a traer una banda de punk. En cuanto a producción, BlackLine superó requisitos: Manejaron el acceso de personas de manera adecuada, la venta de entradas no tuvo inconvenientes, el sonido estuvo inmejorable y ni que decir de la iluminación.

Sin embargo, la productora organizó un chivo como si se tratara de cualquier banda gigante de rock, e ignoró que se trataba de uno de los principales exponentes de un género que entre otras cosas, promueve la unidad e igualdad. Con esto último, me parece que poner una baranda para separar el público en dos, en un chivo de Bad Religion, es algo irónico. Los de general atrás… y los VIP adelante. Las notas e imágenes dicen que era un pedacito para VIP, pero los que estuvimos detrás de la baranda sabemos que era más de la mitad del espacio que nos separaba.

Lo bueno del punk rock es como une a la gente. Yo sé que en esta clase de conciertos siempre me topo al menos a un compa del cole. Esta vez fui con un amigo que tampoco se había percatado que estaba a punto de ver a Bad Religion. Probablemente ahora sí es más fácil de imaginar, porque a estas horas aún podemos sentir dolor en alguna parte de nuestro cuerpo tras haber estado de fiebres por más de 30 canciones al borde de una división de metal.

Cuando uno quiere puedeSoy estudiante y la plata no me sobra, así que desde que anunciaron el chivo estuve viendo como hacía para ir porque es algo que uno no se puede perder. Estaba en vacaciones de la U y aproveché para hacer algunos bretes extras y poder pagarme la entrada al chivo.

Después de la breteada me fui el 30 de setiembre a comprarla a Chepe junto a mi mamá. Luego de tenerla en manos, juro que estaba tan emocionado como para contratar un guardaespaldas para que llegara a salvo a la choza y entonces poder guardarla en una mini-caja fuerte que tengo.

Pasaron las horas, los días, las semanas y llegó el 3 de noviembre. Mi compa y yo nos dispusimos a hacer la fila unos diez minutos antes para las ocho y estábamos en todas. En eso vimos a alguien que venía en muletas y fue un gesto tuanis cuando la gente le dio campo para que pasara de primero. Luego nos pareció ver a uno en silla de ruedas disfrutando del show y estas varas en serio, ¡motivan un montón!.

Cuando ya llegamos para que los maes de seguridad nos revisaran, vi la manta de Bad Religion detrás de la batería y no pude más con la emoción. Apenas entramos, empezamos a caminar para ver donde nos ubicábamos; se hablaba principalmente del tema del telonero y la baranda que estaba más delante de lo pensando. Ya a las 8 el chante estaba a poco más de tres cuartos de su capacidad y se escuchaba en la parte de general que la baranda no iba a durar mucho y que la iban a saltar.

Poco a poco, ya el recinto casi lleno, los clásicos chiflidos se acompañaron de los tópicos del momento: “Aprovechen el tiempo y quiten esta baranda” gritó alguien, “Maes de seguridad mejor váyanse porque los van a aplastar” gritó otro, y yo los secundé con “Mejor hubieran puesto un telonero para aprovechar el tiempo” y más de uno soltó la risa.

Y es que en realidad (¡sí, que mae más necio!) no es tanto el hecho de que no hubiese telonero, sino como una productora le falta el respeto a los artistas nacionales haciendo un concurso como sí estuvieran en una vitrina disponibles para usarlos en el momento. Y es que, avisarle a la banda ganadora 36 horas antes, es un relajo. ¡36 horas para prepararse, pedir permisos, ensayar y demás, eso definitivamente no se hace con ningún tipo de artista, así que bien por las bandas que declinaron la oferta y se dieron su lugar.

El tema de la baranda nunca pasó de moda a lo largo del chivo, aunque se tranquilizó un poco luego del primer mae que fue sacado por seguridad. Tras terminar “Sorrow”, el asunto se puso intenso de nuevo. Un mae empezó a movilizar para que todos se pasaran al VIP al mismo tiempo, y no fue vara. Luego de gritar Bad Religion por casi dos minutos, la banda apareció y el baterista Jamie empezó a tocar el bombo… entonces, nos alistamos para la hazaña y apenas empezaron a tocar Punk Rock Song nos comenzamos apoyar para que los más arriesgados se brincaran la baranda. Los primeros fueron atrapados por los de seguridad y solo 5 o 6 logramos llegar al otro lado para al menos estar al frente por dos canciones y media. Tuvimos el placer de ver de frente a Brian Baker tocar el intro de American Jesus y fue uno de los momentos más gloriosos, porque el mismo Greg dejó de cantar unos segundos para poder escuchar a la multitud coreando al unísono.

A detalle

https://www.instagram.com/p/BbGlNA0F38u/

La constancia en un mismo trabajo hace que uno mejore y sea un experto en ese trabajo y Greg lo demostró en el escenario siendo un gran frontman. Desde su esfuerzo por hablar un poco de español hasta para bailar a ratos. ¡Grande Greg! Incluso un mae del VIP andaba un pollo de los que suenan y Greg lo tuvo dos o tres veces e hizo bromas. También hizo la simulación de dolor de espalda haciendo un tipo de mofa por la edad para hacernos reír. Inigualable cuando empezó a decir “Rojo, rojo right?”, haciendo alusión a Sinister Rouge, que era lo que venía. Es redundante en este punto mencionar algo así, pero oír al unísono motiva tanto como si fuera Goku recuperando fuerzas entre más lo golpean. Cuando sonó “You” todos quedamos sin aire y hasta el cierre del chivo con Fuck Armageddon, casi que todas las canciones fueron coreadas a galillo en colectivo.

Sin embargo, el chivo no solo estuvo compuesto por himnos. Temas como Prove it, Can´t Stop It, Hechman, Sanity, Big Bang, God Song, Change of Ideas, Modern Man y Billy, nos tomaron por sorpresa a una gran mayoría. Y si, muchas de estas se interpretaban en conjunto en lapsos de 5 minutos: parte de lo hermoso del punk que las canciones no deben ser extensas para ser geniales.

Una de las partes más emocionantes fue cuando Greg dijo que habían esperado por este momento (tocar en CRC) y por lo tanto, no decepcionarnos, y en eso comenzó a sonar New Dark Ages. Más adelante entre Atomic Garden y Wrong Way Kids, aprovecharon para agradecer y hacer la promesa que jamás olvidaremos: ¡”vamos a regresar”Greg se despide de una manera sincera con su camisa de “la cerveza de Costa Rica”, mientras Bentley nos dio las gracias por apreciar “la mierda que hacemos”.

Termina el chivo y todos esperan tratar de llevarse algo como una púa o el setlist. Yo en mi caso al menos una botella de agua me gané y la compartí con los maes de la par que también estaban empapados de sudor. A la salida, una foto cerca del escenario para rajarle a mi amigo, que estaba afuera esperándome en la moto.

Bad Religion in Costa Rica! #badreligion #costarica

A post shared by Edgar Gonzalez (@koitree) on

Satisfactoriamente adolorido y feliz escribo esto. Me parece increíble que la edad de los integrantes de Bad Religion no influye negativamente en su desempeño y siguen dando shows tan largos con tanta energía. Finalmente, cualquier esfuerzo extra o haber sacrificado otros chivos para ir a este, valieron la pena. ¡Nos vemos pronto!

Nota aclaratoria: Este texto nonecesariamente coincide con la línea editorial del medio.

♥️♥️ #badreligion

A post shared by JeanCarlo Carranza (@jeancurs) on

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s