Demandan a Coachella por supuesto “monopolio ilegal”

En Coachella no sólo hay espacio para sentirse cool luciendo ridículo, sino también para dramas y demandas. Esta semana, la modelo y actriz británica Cara Delevigne, anunció que nunca más participará en el festival de Indio California porque supuestamente su dueño, Philip Anschutz, dona cientos de miles de dólares a organizaciones a favor del uso de armas y en contra de los derechos LGTB cada año.

1366_2000.jpeg

Mientras Delevigne se marcha por asuntos ideológicos, aparentemente cientos de artistas no tienen problema en seguir trabajando con un festival que, en sus términos y condiciones, les prohíbe tocar durante un lapso prolongado en un radio de 1300 millas, es decir, en varias localidades de Nevada, Oregon, Washington y Arizona.

Ante esto, el festival de Oregon, Soul’d Out, interpuso una demanda contra Coachella, justificado en que este evento “crea un monopolio ilegal en el mercado de los espectáculos en vivo”.

Sus abogados consideran que la cláusula es “una restricción ilegal al comercio, con la intención de usar el poder de mercado de Coachella en el mercado de festivales de música para suprimir la competencia de otros festivales”.

El baneo provocó que artistas como SZA y Daniel Caesar se negaran a participar en el evento de Oregón de este año.

Al momento, se desconoce la versión de Coachella, festival que según Los Ángeles Times genera cerca de 490 millones de dólares en el área circundante.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s