Las mujeres están tomando el hardcore con sus propias manos

Captura de pantalla 2018-06-16 a la(s) 14.18.52.png
Ladrona

Hay muchas cosas en el mundo por las cuales tiene sentido estar enojado y más aún si vivís en un país en donde constantemente las mujeres mueren a causa de violencia doméstica o incluso son utilizadas como objeto para atraer la atención de un mercado en específico, situación que irónicamente no se escapa de la escena punk latinoamericana, la cual aún en 2018, se vale de recursos como “mujeres entran gratis” con el fin de incrementar la afluencia de personas en sus conciertos. Pasa en Panamá y pasa en el mundo.

Esto último, es una de las razones por las que Alex Chacón se interesó en liderar una banda de punk, con la que pudiese contrastar de manera creativa los roles predominantes de una escena que para ella, sigue siendo sexista.

“Desde los primeros chivos que asistí como espectadora a los 14 años, estaba convencida que mi papel en esos espacios se limitaba a sólo escuchar a las bandas, pues sólo veía hombres en los escenarios en ese entonces.” Chacón continúa, “Sin embargo se han abierto bastantes espacios en miras a cambiar esta realidad, cada vez somos más las chicas que veo que se atreven a subirse a los escenarios para mostrarnos como las artistas que somos y que poco a poco rompemos la idea que tuve hace 10 años”.

Chacón cayó al punk en busca de un espacio de expresión crítico, con el que pudiese liberar sentimientos que comunmente se camuflan o se expresan distinto ante el público, intento que según ella, les ha costado expresar por la misma censura con la que se vive.

Ladrona, su banda, es un referente de hardcore punk de presencia esporádica, desinteresado en mercadearse como una “banda pesada en la que toca una guila”, particularidad que en ocasiones incentiva el interés con base en morbo; más sí es un fuerte golpe a situaciones relacionadas con religión, machismo y cotidianidades expresado desde el enojo. “La idea es hacer ver que hay cuerpos distintos y que también son capaces de construir desde la tristeza, el miedo o la incertidumbre.” concluye.

Su banda no está sola en Costa Rica, ni en otros mercados del mundo, en donde la participación femenina en bandas de punk y hardcore, se mantiene o ha aumentado a nivel mediático de cierta forma.

Captura de pantalla 2018-06-16 a la(s) 14.20.08.png
War On Women

“Capture the Flag” de War On Woman, es el lanzamiento más representativo del género en los últimos meses, tanto por la fórmula contagiosa que diferencia a la banda del resto de grupos de hardcore, como por la estampa de Shawna Potter, una chica que siempre da motivos de que hablar en cada evento, por la manera combativa en la que se expresa sobre temas como el aborto, la violencia doméstica e incluso Donald Trump.

“La manera en la que él se manifiesta ante todo el mundo menos con el mismo, es la razón por la que a veces tengo miedo de salir de mi casa y estar en público como mujer”, expresó  durante uno de sus conciertos en 2016. “No sé lo que es ser trans, no sé lo que es ser negro, pero apuesto a que hay algunos hilos comunes ahí, donde a veces simplemente no te sentís seguro”.

Con su segundo álbum, Potter amplió el contenido feminista “típico”, con temas menos comunes como la mutilación genital, la cultura de armas en Estados Unidos y como la masculinidad tóxica también es una forma de terrorismo.

En esta misma línea destaca Downtown Boys, sexteto auto-definido como punk radical de Providence, que con su segundo álbum “Cost Of Living”, producido por Guy Picciotto de Fugazi, se revelan en contra de la sensación de ser el objetivo “de la fragilidad blanca, la supremacía blanca, el estado policial y el estado homofóbico “.

“Es difícil sabés, porque mucho de la discusión del sexismo en la música es unidimensional. Por el hecho de que soy una chica latina y gorda, nadie imaginaría que estoy saliendo con el chico blanco y guapo que toca en mi grupo”, expresó Victoria Ruiz, cantante, como parte de un artículo de New York Times publicado en 2016, que destaca la prominencia de las mujeres en el rock moderno.

Dan Yemin, guitarrista de Lifetime, Kid Dynamite y frontman de Paint it Black, es otro a quien Donald Trump y la situación actual de su país lo volvió a meter en el juego. En 2016, reclutó a la ex-cantante de Bridge and Tunnel, Rachel Rubino, para liderar su nueva banda, Open City, la cual debutó en 2017 con un disco épico de hardcore punk chapado a la antigua.

De por sí, lo que ha dejado Yemin en materia de igualdad se conoce bien. Sus bandas luchaban por la igualdad de género aún sin contar con mujeres e incluso sirvió como impulso para que grupos como Gouge Away emergieran.

“Hubo un período en el que sentí que ya no pertenecía a la escena y perdí interés en participar” contó Christina Michelle, líder de Gouge Away, en una entrevista reciente, “Luego vi Paint it Black por primera vez porque un amigo me ayudó a entrar al evento. Hablaron de todo lo que me importaba y me recordaron lo que siempre quise ser. Recuerdo que me senté en el carro despotricando ante un amigo sobre todo lo que estaba mal en el mundo y  terminé con “¡Es por eso que quiero comenzar una banda!”.

Similar a Michelle, Meredith Graves de Perfect Pussy se enfrenta al sexismo atrincherado con uno de los grupos más disonantes de la escena norteamericana, al mismo tiempo que invita a más mujeres a unir sus voces por aquellos que necesitan un refugio.

“Una de las razones por las que estoy de acuerdo con lo que hago, es porque hay mujeres que necesitan protección. Es necesario que haya personas hablando de estas experiencias y sé que tengo una cierta cantidad de privilegios que deben tenerse en cuenta: como por ejemplo, soy una persona blanca… Me acosan de maneras en que otras personas rezarían… Incluso, hay personas que tienen la misma experiencia que yo o peor (…) entonces estar dispuesto a hablar sobre las cosas podridas y de mierda que me han sucedido, significa que hay otro chico de 14 años en el planeta que no se siente solo.”

Paralelo a la parte más ruda del género, diversas bandas de punk e indie con intérpretes femeninas están haciendo ruido en varias partes del mundo con resultados significativos, dando por entendido que algo está sucediendo para bien.

Escuchá más bandas de hardcore con chicas, de seguido:

Súper Unison

California, US

cerse

The Eyeless

Manizales, Colombia

eyeless

Mannequin Pussy

Pennsylvania, US

mannequin pussy.jpg

Dizclaimers

Santiago, Chile

dizclaimers

Perfect Pussy

New York, US

Captura de pantalla 2018-06-16 a la(s) 13.37.31.png

Cerce

Boston, US

cerse

Night Witch

Florida, US

NW.jpg

Neighborhoods Brats

California, US

NG.jpg

Code Orange

Pennsylvania, US

CODEORANGE.jpg

Krimewatch

New York, US

www.jpg

Oathbreaker

Bélgica

belgica.jpg

G.L.O.S.S (R.I.P)

Washington, US

GLOSS.jpg

Mahria

mahria.jpg

Alberta, Canadá

Exit Order

Boston, US

exit iorder.jpg

Warm Bodies

Kansas, US

WARM BODIES

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s