Por qué el distrito punk de Berlín no quiere a Google

bl

Desde la Segunda Guerra Mundial, Berlín nunca ha sido lo mismo. La destrucción masiva que sufrieron numerosas obras de infraestructura, sumado a la división provocada por el muro durante la Guerra Fría, conllevaron a una serie de cambios socioeconómicos que siguen presentes.

Muchas de las compañías más poderosas abandonaron Berlín durante el Siglo XX, desplazándose principalmente a Hamburgo, Frankfurt y Munich, convirtiéndola en una de las ciudades menos competitivas no solo de su país, sino además del viejo continente.

Tras la unificación de Alemania en 1991, su capital comenzó a recibir ayuda económica para restablecer su calidad de vida, no obstante, a pesar de los cambios positivos que se han percibido en años recientes, la misma aún le resta un 0.2% del Producto Interno Bruto a Alemania .

Estas carencias, mantienen a Berlín como un lugar potencial para todo aquel que no puede pagar una renta y un diario estándar en una zona que tiene las mismas comodidades y oportunidades que los resonados Londres, París y Viena. Esto sumado, a la agitada agenda cultural y vida nocturna que los pone de cabeza.

Pero no solo los  techno lovers, anarquistas, inmigrantes e indigentes son felices en Berlín. En años recientes, la ciudad se ha convertido en el centro de tecnología de Europa, atrayendo profesionales en materia. Por ejemplo, Soundcloud se fundó en Estocolmo pero se trasladó a Berlín, donde ahora tiene su sede. Similar a la empresa de tecnología danesa, Clue, y otros gigantes como Apple, Airbnb y Facebook que abrieron oficinas recientemente en Mitte, su distrito financiero.

¿La razón? No tanto por el MDMA y Speed, sino por los precios asequibles para que los startups se instalen. Además, la inestabilidad del Brexit sigue atrayendo a los británicos al norte de Alemania para reiniciar sus vidas.

¿Qué pasa con Google?

bbb

Google ya tiene oficinas en Mitte y ahora planea abrir un amplio campus en Kreuzberg, un intenso barrio alemán en donde conviven muchas de las escenas artísticas más intensas del mundo.

El nuevo centro comprenderá 3,000 metros cuadrados, un café y un espacio de coworking en un edificio industrial abandonado; esto, si los berliners lo permiten

Una campaña llamada “F-Off Google” ha comenzado a mover a los vecinos del distrito desde marzo para que Google se marche. Entre sus principales razones destaca la amenaza de la vigilancia masiva y el  aumento potencial en el costo de vida, destacando el de la renta.

El lema se ha plagado en paredes, muros y puentes aledaños en suma a las actividades que organiza un colectivo cada viernes en las afueras del futuro campus.

“Instalarán aquí una granja industrial para recolectar ideas, talentos y proyectos e integrarlos en el imperio de Google, en donde no pagarán impuestos “, dijo el activista Larry Pageblank a AFP.

FUCK OFF.jpg

En contraste, el alcalde de Berlín, el socialdemócrata Michael Müller,  está convencido de que el proyecto impulsará la economía y el empleo en una ciudad aún rezagada respecto del sur y el oeste del país, para convertirse en una de las capitales tecnológicas del mundo.

De todas formas, con o sin Google, la tendencia es irreversible. Un estudio reciente reportó que las propiedades aumentaron más rápidamente en Berlín que en cualquier otro lugar del mundo entre 2016 y 2017, con un aumento del 20,5 por ciento en general y hasta el 71 por ciento en Kreuzberg.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s