Jawbreaker se revendió 21 años después

Si algo queda claro, en relación a la larga fila de acusaciones de haber sido una banda de punk vendida, es que en realidad, Jawbreaker tiene una interpretación diferente de ello.

Probablemente en el escenario principal del Riot Fest para el momento en que el power trío conducido por Blake Schwarzenbach cerraba la noche del domingo, habían más personas que las que en su momento aprobaron su último lanzamiento en 1995, hecho que entre otros factores, llegarían a engrosar su adios un año después.

Los pleitos internos, los malos malos momentos con Geffen y el rechazo de puristas incomprendidos, echaron a perder la ascendente carrera del invitado menos popular de la última cena de Nirvana, sin embargo, ¿estaría Jawbreaker cerrando un festival del calibre del Riot Fest en 2017 sin haberse detenido? Impredecible, pero la historia de anoche tiene su lógica.

Similar a Weezer con “Pinkerton”, “Dear You” de Jawbreaker fue el hijo raro de la familia; el incomprendido, el rechazado. La presión de los de arriba despedazó los sueños desde la colina, pero tiempo luego, conforme los años echaban de menos a uno de los exponentes más particulares del punk californiano de los 90s y los nuevos consentidos de MTV les rendían tributo, el legado se fue escribiendo.

Empero, en contraste con numerosos hermanos que también se habían ido de casa, Jawbreaker se esperó hasta el último momento para regresar, dándole aún más valor a su significado. Como dicen, mientras más cuestan las cosas más se disfrutan.

Hot Water Music, At The Drive-In, The Get Up Kids, Texas is The Reason, Cap’n Jazz, The Promise Ring, Descendents, Drive Like Jehu… todas muy poco rogadas, tomaron acción cuando aún era más común hacerlo. No así, después de incontables rumores desde el 2012, la banda de Blake regresó a saldar las cuentas que no pudieron costear los sueños expansivos de Geffen en 1996, y el nombre, no les quedó en grande.

En la época del “Bivouac” dijeron que nunca llegarían a firmar con una discográfica grande pero lo hicieron. Hace unos años, la aplicaron igual con una posible reunión y hoy encabezan las historias.

Este lunes, numerosas publicaciones en revistas musicales destacaron su set en Chicago por encima del de otros favoritos. En Brooklyn Vegan aseguran que Blake tuvo la noche que siempre quiso tener, y Michael Tedder para Stereogum, se mofa en que los Jawbreaker finalmente se convirtieron en Estrellas de Rock.

El repertorio estuvo compuesto por 15 canciones, de las cuales 6 corresponden a “Dear You”, 5 al elogiado “24 Hour Revenge Therapy” y el resto de sus primeros discos.

Durante su presentación, Blake criticó el “sexismo el y racismo corporativo”, y instó a la multitud a luchar en contra del capitalismo.

#jawbreaker #riotfest #siteops #giglife

A post shared by Adam Doyle (@deadman37) on

After disbanding 21 years ago, finally: Jawbreaker! #jawbreaker #riotfestchicago #riotfest

A post shared by Edan Duarte (@edanduarte) on

#theboatdreamsfromthehill #jawbreaker #riotfestchicago @riot_fest @jawbreakermusic

A post shared by Shannon Rae (@accident.prone86) on

 

 

 

Anuncios